Juan Perro /

Historia de la Radio

Una noche de insomnio para el genio inventor

Los astros en el cielo triunfales relucían

Sobre el mundo caía un silencio precursor

Pandora en una caja de lámparas dormía



Fúmese un cigarro puro, la Marina confía

En cerrar este acuerdo vital para Occidente

Se le va de las manos, es un negocio duro

Y, cueste lo que cueste, tendremos la patente



Te estás haciendo el listo jugando con las ondas

Y algunos resquemores le causas al Patrón

Se puso muy nervioso, saltó por la ventana

La viuda cerró el trato final por un millón



Celebremos unidos cantando el Aleluya

Que los perros escuchan la Voz de su Señor

Una radio para todos, cada cual con la suya

Y en casa del demonio se enciende un receptor



En un lugar del monte un indio sonreía

Escúchame, decía, me suena tu canción

¿Desde hace cuanto tiempo ignoras tú la mía?

Hablaba con su radio, sentado en un rincón